6ª Temporada·Reviews

6×20 – Review musical

C-v5kUEXoAE_Kcf

Y por fin llegó el anunciado episodio musical y tengo que admitir que me ha gustado, sobre todo las canciones. Es difícil que en un musical te gusten todas las canciones, pero este capítulo lo ha conseguido. Aunque hay que decir que sólo eran ocho y de esas ocho, la de los Charming se repite hasta tres veces, al igual que la de Regina. Con sus variaciones, haciendo duetos y demás, pero es así. Luego estaban la de Zelena, Hook y la de Emma, que era la más flojita de todas y no sólo por la voz que pone Jennifer Morrison.

¿Y por qué les da a los personajes por ponerse a cantar? Pues por culpa de Blancanieves, que pide un deseo para que no le pase nada malo a Emma. Pero la principal culpable de todo es el Hada Azul, que yo pensaba que sería la villana final de la serie, pero lo único malo que ha hecho es crear este musical y llevar el peor vestido de hada de la historia, aparte de la putada que les hizo a Gruñón y Nova. Jamás te lo perdonaré, Hada Azul, ¡¡¡ JAMÁS!!!

Pero consigue que todas estas voces de arco iris y unicornios, se metan dentro del corazón de Emma para que no esté nunca sola y pueda derrotar a cualquier mal, o algo así, no presté mucha atención a esa parte porque estaba tarareando mentalmente la canción de Hook. También les dice que todos olvidarán este día de karaoke, cosa que les viene genial a los guionistas porque el encuentro entre los Charming y Hook no debería haber ocurrido. Y al final no sirve para nada, podían haber mostrado a Hook cantando solo en la taberna sin la presencia de los príncipes del azúcar y no habría pasado nada.

¿Y cómo resuelven que todos dejen de dar el coñazo con sus cantes? Pues Zelena inventa una caja salida de la nada que corta el rollo a los cantarines. Tendría que patentar esa caja porque vendría muy bien cuando tienes un vecino que no para de poner reguetón a todas horas. No se sabe cómo, pero Regina se encuentra con esa caja y sabe para que sirve. Supongo que traía un manual de instrucciones porque si hubiera abierto la caja nada más encontrarla, se habría acabado la tontería antes de tiempo. En realidad me importa un pimiento verde, eso si, aparte de la caja, Zelena cantó mi canción favorita del musical.

Mientras tanto, en el presente, continúan los preparativos de la boda porque todos creen que el hada negra ha sido derrotada, pero no les da tiempo a casi nada porque ella misma se delata para comentarles su plan malévolo con pelos y señales. Aparte de eso, también le hizo un favor a Emma, estropeando el vestido de boda de su madre, que ella tenía pensado ponerse para su boda con Hook. Porque mira que era hortera, pero luego tampoco es que ella eligiera un vestido mucho mejor. Se ve que el mal gusto también se hereda.

tumblr_opmauc7rwB1t2ibh7o5_500
Yo no canto en esta mierda

El plan de Fiona es soltar otra maldición desde la torre del reloj, a la hora de la boda. Pero lo hace con tanta antelación que a Regina le da tiempo a crear una poción para impedirlo. Lo que pasa es que Rumple se la roba y no sirve para nada. Un Rumple que se libra de cantar, básicamente porque no le sale de los huevos. ¿Y que pasa con Bella? La verdad es que no la hemos visto en todo el capítulo, ayudó a Blancanieves a buscar su feo vestido de novia pero nada más se supo. Supongo que volver a repetir la escena de Bella enfadada porque Rumple la ha vuelto a engañar por vigésima vez, era repetirse demasiado.

Pero Emma se pone a cantar y los salva a todos del petrificus totalus a los que el hada negra los había sometido. Pero sólo eso. La maldición sigue en la torre del reloj y se la suda a todo el mundo. Emma y Hook se tienen que casar y todo lo demás, les importa un pijo. ¿Y dónde celebran la boda? En una puta azotea. Ahí, frente a la torre del reloj, con dos huevos, para que les dé la maldición en todos los morros y con toda la potencia. Mira que tiene que haber lugares bonitos en Steveston (el pueblo donde se rueda la serie), pero prefieren rodar la escena de la boda frente a un cutre croma.

tumblr_opm2wkGaHj1s4osrgo4_500

Pepito Grillo vuelve a ser el que oficia la boda. ¿Es que no hay curas en ese pueblo? O que los case el alcalde. Bueno, mejor no… porque si hacen eso, Horowitz tendría que exiliarse en Corea del Norte. Pero bueno… se casan, cantan felices y… ¡Oh, sorpresa! La maldición del hada negra les jode la fiesta. A ver de que se trata esta vez. ¿Habrá de nuevo pérdidas de memoria? Hagan sus apuestas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s